La unidad mínima de trabajo por cuenta propia la constituyen los llamados autónomos, que pueden operar de forma independiente y también pueden recurrir a la contratación de trabajadores. Para los trabajadores autónomos, su punto fuerte, la versatilidad, es a la vez su punto débil.

Existen muchas obligaciones en la normativa que son de aplicación para los trabajadores autónomos y en cambio el tiempo y especialización del profesional es limitado. Ello deriva en la necesidad de poder confiar a un despacho de confianza los asuntos más delicados de la gestión del negocio, compartir con un socio confidencial las decisiones estratégicas y evaluar junto a él los riesgos y oportunidades de cada paso adelante. Desde nuestra posición apoyamos de forma directa y decidida a estos profesionales para permitir su evolución, su crecimiento y desarrollo. En nosotros encuentran apoyo, proximidad y soluciones a su medida.

Incentivos Autónomos:

REDUCCIONES RETA

Fuente: Seg. Social